User Tools

Site Tools


veterinaria:vpn_vientre

Camadas por vida del vientre y valor presente neto

Introducción

Generalmente el procicultor desconoce la productividad de la cerda mientras permanece en el hato. Muy pocos cuentan el número de camadas que logra obtener desde que la cerda es introducida al hato hasta su retiro. También pocos conocen el dato de cuántos lechones produjo esa permanencia del vientre en el hato. Sin embargo principalmente de estos dos datos depende la rentabilidad de su granja.

El costo creciente de los alimentos, terreno e inmuebles, el gasto por cuido veterinario y otros para operar la granja han presionado fuertemente el punto de equilibrio financiero a ser más abultado y hacia la necesidad de que la granja sea altamente eficiente y productiva.

Se trata de una inversión a la cual se espera que genere un retorno. Lo particular en la porcicultura es que la renovación de la inversión es a corto/mediano plazo y demanda una renovación parcial de los vientres anualmente. Por décadas esa renovación ha significado en promedio introducir al año el 50% 1)2)3) de vientres nuevos al hato en producción. Un análisis reciente (2013) realizado por PigChamp en 355 granjas estadounidenses con una población de 700000 cerdas, reveló un promedio de retiro del 53.55% 4). De manera que la porcicultura como negocio es intensivo en capital; sea el vientre adquirido o criado en la misma granja. De la inversión es deseable obtener un rédito común de un depósito bancario a plazo. Dicho retorno queda supeditado a la fertilidad y productividad del vientre y sujeto a variables como el precio de la alimentación y el manejo de la cerda en las instalaciones físicas de la granja. Lo mayor de cuidado es que si el vientre no permanece suficiente tiempo en el hato produciendo un número mínimo de lechones por camada y que estos estén vivos al destete y sean vendidos de buen peso para cubrir punto de equilibrio la inversion produce pérdida.

Lo anterior significa mantener un 70% de los vientres hasta por lo menos la tercera camada si no se quiere desmejorar el 50% de retiro (cita n° 1).

De manera que las pariciones más allá del punto de equilibrio produce valor presente neto y por ende ganancia. Muy claramente entonces el éxito financiero de la porcicultura está biológicamente ligado a longevidad y prolijidad. No obstante en cuanto a la primera y en términos de repetidos desembolsos de capital. la industria enfrenta el serio problema que a pesar de contar com una conformación genética que le garantiza una esperanza de vida al cerdo en promedio de 20 años, un vientre si acaso permanece en producción por espacio de 1½ años5).

Causas de retiro

La causa de retiro más frecuente consiste en el fracaso reproductivo. Cerca de un 30% de las cerdas son retiradas por esta causa. Incluye además de la no preñez consecutiva al servicio, ausencia de estro o en la no aparición oportuna o prolongada del mismo. abortos y lo más grave vientre sin fetos al momento de colocar la cerda en la maternidad. Lo anterior significa asumir la alimentación de un animal por presunta gestación y que efectivamente no existe. Evidentemente se traduce lo anterior en un importante gasto fútil 6).

La segunda causa de retiro es la debilidad de pies y patas que les dificulta estar de pie y caminar. Por estas dos causas un 50% de los animales son retirados del hato productivo. Esta última con peso importante al causar retiro al concluir la primera camada 7)

Productividad por vida del vientre

Vista la repercusión económica sobre la granja de los dos factores primarios que no pueden ser ignorados en productividad del vientre: longevidad de la cerda y lechones vivos al destete; cobra relevancia el concepto de lechones vivos y vendidos por día de permanencia del vientre en la granja. Es decir lechones producidos por gestación de 114 días, lactancia de 21 días, aparición celo para servicio de 7 días, que suman un total de 142 días y multiplicado por el número de camadas y dividido por el número de lechones vendidos da un excelente parámetro de productividad. Si la cerda permanece productiva por 6 camadas puede andar en 0.074 (cita n° 6).

Productividad presente y metas a alcanzar

En el 2011 la National Pork Board, en vista del promedio de 34 lechones producidos por vida del vientre y a raíz de las recomendaciones del grupo de estudio Checkoff, inició investigaciones para mejorar esa productividad un 30% en el plazo 7 años. Eso significaría llegar a un promedio de 43 lechones por vida del vientre 8).

Las ventajas que una mejora en la longevidad de los vientres pudiese arrojar debe de rondar en disminuir la tasa de retiro entre 42-45%. Por debajo de un 40% de retiro la renovación fisiológica pudiera estar comprometida de acuerdo a los parámetros hasta ahora conocidos por exceso de vientres viejos. Una rotación pausada de los vientres conduce a una más alta conversión de alimento (HFC Herd Feed Conversion=feed consumed per unit carcass-weight produced) y en una piara productiva. Lechones de primíparas pesan menos al destete y en el matadero. Adicionalmente tienen mayor mortandad antes del destete. Una piara equilibrada entre primíparas y multíparas puede mejorar la conversión en un 10% 9). En consecuencia aumentará el valor presente neto de la operación (cita n° 4) Fig n° 1 y 2.

Un promedio de 43 lechones por vida de vientre y un retiro de 44% son metas plausibles de alcanzar y que le garantizarían una muy buena rentabilidad al porcicultor.

Costo por lechón destetado (en $) y rédito acumulativo por vientre según las camadas


Fig n° 1 En ambiente de alimento de precio elevado y con camadas de 11.1 lechones a $29 c/u ya destetado y a un precio de reposición del vientre de $200, las cerdas quedan en saldo negativo hasta la camada n°3. Luego ingresan en zona de saldo positivo en la cuarta y quedan establemente gananciosas hasta la sétima, después de que el margen disminuye. Sensibilidad en el rango de una camada en ambos sentidos es posible según oscile el valor de cada variable de los supuestos (reproducido de cita n°1).

Retorno por vientre según las camadas


Fig n° 2 Economía de la tasa de retención del vientre en % sobre inversion, ROI. (reproducido de cita n°1)

Medidas de campo para operar con valor presente neto positivo

La escogencia de las hembras debe de ser cuidadosa como de costumbre. Tomar en cuenta la postura entre los parámetros de selección y en especial la conformación delas patas traseras. Esto ayuda a minimizar retiro del vientre durante las tres primeras camadas por debilidad esquelética 10) Los esfuerzos de selección de hembras productoras de camadas con lechones numerosos deben de ser corroborados con los resultados efectivos de la primera camada. Si el vientre seleccionado no produce una camada numerosa, estadísticamente hay pocas probabilidades que mejore su actuación en camadas subsiguientes. Se justifica en este caso el retiro prematuro para fines precisos de mejoramiento genético de la piara después del hecho sin menoscabar el equilibrio primípara/multípara anteriormente citado11) 12)

El hecho de que la mayor causa de retiro sea por problemas de fertilidad no ha encontrado solución con las prácticas que han estado al alcance de la industria por décadas. No ha existido profundización científica al respecto y agravado por la creencia generalizada que por el ambiente natural sucio del cual proviene, el cerdo posee un sistema inmunitario resistente a toda amenaza.

Por el momento se delinea la medida de campo para operar una granja con valor presente neto sustentable y luego se justificará la medida con recientes desarrollos científicos que apoyan tal conducta. Se trata de practicar una infusión intrauterina con Metriheal dentro de las primeras 12 hrs consecutivas al parto en todas las hembras en producción.

Beneficio inmediato

Un lechón adicional al destete

Pruebas de campo con Metriheal demuestran camadas que al destete presentan en promedio un lechón vivo adicional (no publicado).

La mortandad del lechón durante la lactancia es una variable que no solamente depende del manejo o la selección genética que ofrece la granja, sino también de factores sistémicos puerperales que anteriormente no han sido claramente identificados.

Más recientemente se ha podido relacionar a trastornos de la función de las glándulas mamarias de la cerda durante el puerperio con la supervivencia del lechón. La Disgalactia del Puerperio es una afección importante que repercute en la salud de la cerda y en la obvia supervivencia de los lechones durante dos transiciones fisiológicas mayores, periparto y lactancia, donde la cerda enfrenta grandes demandas metabólicas y ajustes neuroendócrinos y endócrinos que duran semanas y durante los cuales debe mantener homeostasis. para permanecer en estado de salud (homeorresis): “cambios coordinados en el metabolismo de los tejidos corporales necesarios para sustentar un proceso fisiológico dominante”13). Era anteriormente conocida como Mastitis-Metritis Agaláctica por la consecuente repercusión que las infecciones del aparto reproductor tienen en la producción de leche de la cerda. Un grupo de cerdas afectadas por el binomio (n=21), Grupo uno, mostró claramente inferioridad en destetar lechones vivos al destete (mortandad 22.1±5.2%) respecto del grupo comparativo sano (n=20), Grupo dos, (mortandad 12.6%±2.1%) (p<0.001). El peso de los lechones al destete fue (68.2±2.1 kg vs. 77.3±3.2 kg) (p<0.01). Si bien no hubo diferencia en los otros parámetros el Grupo uno mostró elevación de los marcadores de Reacción de Fase Aguda, (haptoglobina (HPT) y alpha 1-acido glicoproteina (AGP), en comparación al Grupo dos, lo cual denota activación de la inmunidad innata por endotoxemia en estos animales.La elevación de AGP se pudo correlacionar negativamente con el peso de lechones al destete14). Lo anterior refuerza la aseveración de que se trata de un desperdicio de animales que si bien están genéticamente bien seleccionados se desempeñan pobremente por estar bajo estrés (cortisol ↑ del día 1 a 20 lactancia (p<0.001)) (cita n°12) y que pueden pasar al descarte por motivos perfectamente remediables.

Muy discutida la etiología de la mastitis y si el endometrio puede repercutir en la producción de leche, por la ausencia de esfínter en las tetillas de la mama porcina; hecho que favorece la vía de contaminación exógena directa 15). Sin embargo ha sido posible demonstrar que al tratar la endometritis con componentes capsulares de levadura que atenúa la adherencia de patógenos a la superficie mucosa del endometrio repunta el peso de los lechones al destete (p<0.05)16). Cobra lo anterior mayor relevancia ante evidencia reciente −de que si bien la lactancia es un evento desencadenado por el reloj biológico maestro, es más post-translacional ya que repercuten mayormente en su manutención los relojes locales mamarios que controlan la síntesis y transporte de lípidos, proteínas, substratos energéticos y micronutrientes de preferencia a aquellos a nivel de órganos como el hígado y tejido graso− por el interesantísimo hallazgo que entre otros genes hiperregulados, además de los metabólicos y hormonales, se encuentran aquellos del aparato inmune innato (TLR4) que reconocen a las cepas patógenas de E. coli EHEC y EPEC17). Mecanismos de protección conservados hablan muy claro de la necesidad de actuar contra la contaminación fecal durante transiciones fisiológicas tan demandantes sobre la cerda parturienta. Cegarse ante evidencia tan dura puede resultar ser muy aventurado. Son conocidas además desde los años 1940 las inmunoglobulinas en la leche materna que impiden la adherencia de los EPEC y otras cepas del E. coli18). Experimentalmente en ratones la producción se coarta ante la inflamación que monta el sistema inmune innato TLR4+/+ mientras que la producción no se altera en ratones TLR-/-; es decir genéticamente sin inmunidad innata para la cual librase de inflamación parece anteceder a producir leche19).

Un lechón adicional al destete para Metriheal es altamente significativo. Muy probablemente al controlar la endometritis se incrementa la producción de colostro y leche y al lechón se le ofrece mayor probabilidad de sobrevivir. La comunicación y transferencia de inmunidad de mucosas es un fenómeno muy bien identificado en humanos 20)21). Los resultados prácticos por el momento son muy claros e inusitados por lo que amerita poner en práctica el método recomendado vista la inocuidad del tratamiento y ausencia de efectos secundarios. Se cuenta con planes de repetir los estudios aquí citados y cuantificar el efecto de Metriheal en atenuar los marcadores de Reacción de Fase Aguda y el peso de los lechones al destete; vista la clara correlación negativa existente entre elevación de le AGP y peso al destete.

Más lechones nacen vivos

Un estudio en granjas que ´presentaban una prevalencia de endometritis del 39% de las cuales se seleccionaron grupos comparativos de 152 animales tratados después del parto con Metriheal y el grupo control tratados con suero salino, demostró que la infección disminuye en un 78% en el grupo Metriheal. Las camadas del grupo Netriheal mostraron la probabilidad de que fueran 2.5 veces ≥9 (IC=95% 1.60-4.69). Ulteriormente la probabilidad 4.1 veces de presentar un intervalo destete servicios de ≤5 días (RR=4.1; IC 85%, 2.97-6.67). Las tratadas con suero salino presentaron probabilidad 3 veces más de presentar repetición a los 21 días (RR=3, IC 95%, 1.32-6.88). La repetición a los 21 días en las cerdas tratadas con suero salino es porcentualmente mayor en un 200%22).

La alta significación estadística de estos resultados infiere que el producto posee la capacidad de reducir la mortandad embrionaria en cerdos y que aumenta la probabilidad de implantación del blastocisto. También que al acortar el intervalo destete servicio la endotoxemia disminuye efectivamente con el tratamiento interrumpiendo la persistencia del cuerpo lúteo para inducir el pronto retorno del estro y ovulación, lo que evita la repetición. A continuación se tratarán los temas por separado.

Intervalo fertilización-implantación

La protección que ofrece Metriheal desde el momento en que el óvulo queda fertilizado a cuando se implanta, es un período de la gestación que amerita atención especial.

Fig n° 3. Intervalo fertilización-implantación vs supervivencia del embrión.

Como se puede apreciar de la Fig n° 3 existe alta mortandad del embrión por espacio de 27 días. Durante este lapso no existen fuentes de sustento maternales. Por el tipo de placenta epitelio-corial, aún después de implantado, el feto no cuenta con inmunidad pasiva y no desarrolla la propia hasta el día n° 67-70 . De manera que si no se despejan los disturbios infecciosos que plagan a estos animales durante la gestación y lactancia los resultados forzosamente tienen que ser decepcionantes y en especial del punto de vista financiero.

La presentación siguiente ilustra este aspecto más en detalle. http://crm.redplusalus.com/Costos%20de%20oportunidad2/Costo%20de%20oportunidad.html

Preservación de entrar en celo y ovular ágilmente

Las presencia de endotoxinas (lipopolisacáridos LPS) en el aparto reproductor es funesta para la normal función del ovario. Está claramente demostrado en vacas que se reduce la capacidad de ovular cuando existe contaminación con LPS. Si bien la hormona FSH folículo estimulante no se bloquea con los LPS, sí se suprime la secreción hipotalámica de la hormona GnRH (liberadora de gonadotropina) y LH luteinizante, coartando la capacidad de ovular un folículo dominante23). El fenómeno ha sido bien detectado en otros animales 24). Lipopolisacáridos (LPS) han sido aislados en el líquido folicular en vacas (Cita n° 18). Estos inducen un giro hormonal de prostaglandina F2α a prostaglandina E2 más receptiva a la progesterona (luteotrópica) y a la inflamación; o sea un ambiente anti-celo. 25). La competencia por ocupar los receptores de la inmunidad innata TLR4 de las células granulosas (receptivas a las gonadotropinas en la producción de estradiol (luteolítico)) por parte de LPS, inhiben la secreción de estradiol al desplazar éste a las primeras 26). Todo lo arriba señalado frusta la ovulación en animales con endometrio clínica o sub-clinicanebte infectado.

Mecanismos subyacentes de infertilidad que se asocian a endometritis en vacas

2015-09-15_114032.jpg Fig n° 4:tomada de cita n° 18. A) Infección del endometrio, habitualmente mixta por replicación viral en macrófagos estimulada por PGE y LPS y para luego afectar endometrio y estroma27). B) Detección por inmunidad innata y reacción quimiocinas y citocinas C) Inflamación y liberación de prostaglandinas D) Estimulación hipotálamo-hipofisiaria de LPS E) Ovario F) Función ovárica desregulada

Bajo todo punto de vista mezclar lipopolisacáridos con el delicado mecanismo de la ovulación es muy mal negocio. Hacerlo es luchar contra fuerzas de selección natural que tratan de evitar conceptus debilitados con menor probabilidad de sobrevivir.

Conclusión

Hay suficiente evidencia científica y práctica que justifica el amplio uso de Metriheal en la cría y reproducción de animales de granja. Eso le permitirá al porcicultor alcanzar las metas arriba señaladas o inclusive superarlas.

La presente entrega es con énfasis en cerdos pero muchos de los conceptos son válidos para otras especies. Como también algunas estadísticas necesariamente se tomaron de otras especies por carencia de las mimas en cerdos.

Referencias


1) Juan Carlos Pinilla, et al. (2010) Sow Removal and Parity Distribution Management. Hendersonville, TN, USA, p. 9http://www.pic.com/Images/Users/1/salesportal/technicalservices/paritycontrolinformation/ParityDistributionManagementJCP2010.pdf
2) Rodriguez-Zas, S. L., Davis, C. B., Ellinger, P. N., Schnitkey, G. D., Romine, N. M., Connor, J. F., Knox, R. V. and Southey, B. R. (2006) “Impact of biological and economic variables on optimal parity for replacement in swine breed-to-wean herds.,” Journal of animal science. American Society of Animal Science, 84(9), pp. 2555–65. doi: 10.2527/jas.2005-635.https://dl.sciencesocieties.org/publications/jas/abstracts/84/9/0842555
3) Engblom, L. (2008) Culling and Mortality among Swedish Crossbred Sows.http://pub.epsilon.slu.se/1686/1/Thesis.pdf
5) Stadler, Ken (2008) A New Look at Sow Longevity http://www.whiteshirehamroc.com/pdf/2008%20February%20Newsletter.pdf
6) Stalder, K., Karriker, L., Johnson, A. (2011) Sow Management and Maximising Longevity http://www.thepigsite.com/articles/3463/sow-management-and-maximising-longevity/
7) Miller, D.(2002) Data Pinpoints Sow Dropouts http://nationalhogfarmer.com/mag/farming_data_pinpoints_sow
8) National Pork Board (2015) Focus on sow productivity http://nationalhogfarmer.com/reproduction/focus-sow-productivity
9) Collings, C. (2013) Early Culling Linked to Higher Production Costs http://www.thepigsite.com/articles/4266/early-culling-linked-to-higher-production-costs/
10) De Sevilla, X. F., Fàbrega, E., Tibau, J. and Casellas, J. (2008) “Effect of leg conformation on survivability of Duroc, Landrace, and Large White sows.,” Journal of animal science, 86(9), pp. 2392–400. doi: 10.2527/jas.2007-0755. https://dl.sciencesocieties.org/publications/jas/abstracts/86/9/0862392
11) Takanashi, A., McTaggart, I. and Koketsu, Y. (2011) “Swine herds achieve high performance by culling low lifetime efficiency sows in early parity.,” The Journal of veterinary medical science / the Japanese Society of Veterinary Science, 73(11), pp. 1405–9.http://jlc.jst.go.jp/DN/JALC/00383583619?from=Google
12) Hoge, M. D. and Bates, R. O. (2011) “Developmental factors that influence sow longevity,” Journal of Animal Science, 89(4), pp. 1238–1245. doi: 10.2527/jas.2010-3175. https://dl.sciencesocieties.org/publications/jas/abstracts/86/9/0862392
13) Martineau. G.P., et al (2012) “Postpartum dysgalactia syndrome: A simple change in homeorhesis,” 21(2), pp. 85–93. https://www.aasv.org/shap/issues/v21n2/v21n2p85.pdf
14) Mirko, C. P., Bilkei, G. (2004) “ACUTE PHASE PROTEINS, SERUM CORTISOL AND PREWEANING LITTER PERFORMANCE IN SOWS SUFFERING FROM POSTPARTURIENT DISEASE,” Acta Veterinaria (Beograd), 54(2-3), pp. 153–161. http://www.doiserbia.nb.rs/Article.aspx?id=0567-83150403153M
15) Albrecht, C. (2011) Coliform mastitis in sows: Analysis of potential influencing factors and bacterial pathogens with special emphasis on Escherichis coli http://www.tierzucht.uni- kiel.de/dissertationen/diss_gerjets_11.pdf
16) LAZAREVI M, et al. (2012) “ENDOMETRITIS THERAPY IN SOWS BY INTRA UTERINE INSTILLATION OF YEAST CELL WALL,” Acta Veterinaria (Beograd), , 62(5-6), pp. 611–626.http://www.doiserbia.nb.rs/Article.aspx?id=0567-83151206611L
17) Casey, T., Patel, O., Dykema, K., Dover, H., Furge, K. and Plaut, K. (2009) “Molecular signatures reveal circadian clocks may orchestrate the homeorhetic response to lactation.,” PloS one, 4(10), p. e7395. doi: 10.1371/journal.pone.0007395. http://www.plosone.org/article/fetchObject.action?uri=info:doi/10.1371/journal.pone.0007395&representation=PDF
18) Costa-Carvalho, B., Bertipaglia, A., Solé, D., Naspitz, C. and Scaletsky, I. (1994), Detection of immunoglobulin (IgG and IgA) anti-outer-membrane proteins of enteropathogenic Escherichia coli (EPEC) in saliva, colostrum, breast milk, serum, cord blood and amniotic fluid. Study of inhibition of localized adherence of EPEC to HeLa cells. Acta Paediatrica, 83: 870–873. doi: 10.1111/j.1651-2227.1994.tb13160.x http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1651-2227.1994.tb13160.x/abstract
19) Danielle J. Glynn, Mark R. Hutchinson, and Wendy V. Ingman Toll-Like Receptor 4 Regulates Lipopolysaccharide-Induced Inflammation and Lactation Insufficiency in a Mouse Model of Mastitis Biol Reprod May 2014 90 (5) 91, 1-11; published ahead of print March 26, 2014, doi:10.1095/biolreprod.114.117663 http://www.biolreprod.org/content/90/5/91.full.pdf+html
20) Marcotte, H. and Lavoie, M. C. (1998) “Oral Microbial Ecology and the Role of Salivary Immunoglobulin A,” Microbiol. Mol. Biol. Rev., 62(1), pp. 71–109[[http://mmbr.asm.org/content/62/1/71.short
21) McGhee JR, Fujihashi K (2012) Inside the Mucosal Immune System. PLoS Biol 10(9): e1001397. doi:10.1371/journal.pbio.1001397 http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.1001397
22) Soto, R. (2005) Evaluación del efecto del gel OCXP en el tratamiento intrauterino de las endometritis que se producen en cerdas recién paridas, Escuela de Medicina Veterinaria UNA Costa Rica http://gal.redplusalus.com/piwigo/galleries/file_uploader/pdf/Tesis_Metriheal.pdf
23) Sheldon, I. M., Cronin, J., Goetze, L., Donofrio, G. and Schuberth, H.-J. (2009) Defining postpartum uterine disease and the mechanisms of infection and immunity in the female reproductive tract in cattle. Biology of reproduction, 81(6), pp. 1025–32. doi:10.1095/biolreprod.109.077370.http://www.biolreprod.org/content/81/6/1025.short
24) Boiti, C., Canali, C., Brecchia, G., Zanon, F., Facchin, E., (1999) Effects of induced endometritis on the life-span of corpora lutea in pseudopregnant rabbits and incidence of spontaneous uterine infections related to fertility of breeding does.Theriog.52:1123-1132 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10735090
25) Herath, S., Lilly, S. T., Fischer, D. P., Williams, E. J., Dobson, H., Bryant, C. E. and Sheldon, I. M. (2009) “Bacterial lipopolysaccharide induces an endocrine switch from prostaglandin F2alpha to prostaglandin E2 in bovine endometrium.,” Endocrinology, 150(4), pp. 1912–20. doi: 10.1210/en.2008-1379 http://press.endocrine.org/doi/abs/10.1210/en.2008-1379
26) Shan Herath, et al. (2007) “Ovarian follicular cells have innate immune capabilities that modulate their endocrine function,” Reproduction, 134, pp. 683–683. doi: 10.1530/REP-07-0229.http://www.reproduction-online.org/content/134/5/683.short
27) Donofrio, G., Herath, S., Sartori, C., Cavirani, S., Flammini, C. F. and Sheldon, I. M. (2007) “Bovine herpesvirus 4 is tropic for bovine endometrial cells and modulates endocrine function.,” Reproduction (Cambridge, England), 134(1), pp. 183–97. http://www.reproduction-online.org/content/134/1/183.short

Discussion

Enter your comment. Wiki syntax is allowed:
 
veterinaria/vpn_vientre.txt · Last modified: 2015/09/26 10:40 by admin